Mirá todas nuestras fragancias

Lilas

Lilas

Las clásicas lilas elevan su polen hacia el cielo cada vez que florecen. Las variedades más extrañas dejan sostener su flor en un capullo, y las seis puntas de sus pétalos, por encima de sus estambres apuntan al suelo. Las lilas son el símbolo floral cristiano más significativo, representando la belleza y la pureza de la Virgen María. También se las suele encontrarse como “flor de lis” en innumerables armaduras en las casas reales de todo Europa, como símbolo de poder.

La leyenda cuenta que Venus, la diosa romana del amor, sentía tantos celos de la belleza de las lilas que las hechizó, marcándolas para siempre con un tinte en su polen. Cualquier persona que tenga la mala suerte de tener una mancha de polen de lilas en su ropa, sabrá que es una mancha rebelde. La única esperanza para removerla es usando cinta adhesiva. En el momento en que se humedece o se frota, el tinte color rojo oscuro del polen se fija para siempre.

Dentro del ranking de las cinco flores frescas más populares del mundo, las lilas fueron cultivadas por más de 3.000 años en más de 100 especies. Estas flores con forma de trompeta se cultivan en una amplia variedad de colores, algunas poseen brillantes trazos de pincel y otras muestran pecas en sus pétalos. Todas son igualmente hermosas, pero se dice que la lila blanca posee la fragancia más pura y aromática.

El aroma dulce de las lilas posiblemente sea la esencia floral más intensa. Cerrá las puertas de un cuarto con un ramo de lilas en su interior, y cuando vuelvas a entrar, todo se verá rodeado de su magnífico olor. La fragancia de la lila es a la vez femenina y fuerte. ¡Eso es el poder de las flores!

Compartí esta fragancia en Facebook

Recomendación

Rosas y lilas

Más
Rosas y lilas